BLOGGER TEMPLATES AND TWITTER BACKGROUNDS »

domingo, 18 de marzo de 2012

neverland

Recuerdo que cuando era pequeña todos los niños querían ser mayores. Yo había visto a algunos mayores pasarlo no demasiado bien, así que no compartía el ansia de los demás niños por crecer rápido. Es más, me daba un miedo horrible despertarme y ser mayor. Así, de repente, sin tener tiempo para asimilarlo.

Por suerte el proceso de crecer no es repentino. Pero aún así, habiendo crecido ya, me sigue dando un miedo horrible seguir avanzando. La gente que quiere crecer y hacerse mayor piensa que todos los finales son felices. ¿Pero y cuándo eso no es cierto, cuando te das cuenta de que para llegar al final se pierden cosas irreemplazables?

A mí que me hagan un hueco entre los niños perdidos, que no sabían conducir ni entrar en discotecas pero también eran felices.

3 martinis secos:

raindrop dijo...

Como un eternamente niño Peter Pan.

besos

polux dijo...

Y a mi otro. Qué difícil es renunciar a ciertas ilusiones, sí, irreemplazables.

Marla dijo...

Pero qué ha pasado con tu blog? :(